lunes, 28 de marzo de 2016

MIEDO.

 Probablemente el orden llega tarde a mi vida en un segundo para hacerme pensar dos veces sobre el tiempo que he perdido en cosas que realmente no me aportaban nada.

El hecho de darlo todo por algo que nunca te pidieron que hicieras hace que veas la realidad  desde una perspectiva diferente y empiezas a creer que aquellas lágrimas , el dolor  y toda esa inseguridad llegaron para quedarse siempre en ti.

Es completamente indescriptible la sensación de miedo que nos da tomarnos de las orejas en la mañana para poder aprovechar el día o lograr interesarnos o alguien de lleno en algo que quizá llegue a traernos felicidad por temor a caer en un abismo en el que casi la mayoría se queda.

Quizá perseguir eso que queremos y tanto tememos nos duela en el camino , pero nada se compara con la alegría que empiezas a vivir por que al despertar en la mañana todo ese miedo desaparece para simplemente ser una quimera.